lunes, 6 de abril de 2009

La Luna, el rompecabezas y otra discusión.





Todo es tan dificil... sentir,seguir,parar,no sentir, amar, no amar, odiar,... en sí, vivir.
Vivir es tan díficil. Si se que es un tópico: "La vida es dura", "Nadie dijo que la vida fuera fácil" o el más claro "La vida es una mierda", seguro que conoceis miles de dichos parecidos.
Pero realmente ¡lo es!. No es ningún otro tópico humanoide como: los demás te veran guap@ cuando tu te lo creas ( que tonteria, quien te vaya a ver guap@ lo hará cuando tu te sientas guap@ o cuando no). ¡No!, es cierto. La vida es dura, la vida es complicada, es díficil.
Cada día te levantas sin saber que te depara el día, o peor aún, con la sensacion de que va a ser un día igual a los 200 anteriores, otro dia de rutina que podrías obviar en la cuenta hacía el final. Nada es diferente y todo puede cambiar en un instante. La gente del metro sigue siendo tan obstinada y fija en su propio destino, demasiado preocupada por mirar fuera de si,y por otro lado, puedes recibir una llamada que te diga que tu padre ha fallecido en un accidente de coche. Son tantas las cosas que te pueden pasar en un día, a veces insustanciales y otras traúmaticas.
Son cosas, circustancias, momentos, instantes de el devenir de ti mismo en un mundo de más "tis mismos", en el que cada acción es un duelo. Las dudas del hacer, o no hacer, de aguantar o no aguantar, de pensar o de no pensar. Si cada minuto, cada decisión, cada diminuta decisión es una lucha,¿ como queremos que sea la suma de los minutos, como queremos que se la vida?.
¿Habeís tenido alguna vez la sensación de querer gritar de rabia?. Esa sensación en la que te encuentras en la delgada linea de la perdida de la paciencia, justo en el momento en el que tu misma requieres de toda tu energia,¿ la habeís sentido?. Yo si. Es una mezcla entre, el cariño hacía la persona a la que destrozarias, el odio que representa esa persona o lo que ha hecho esa persona, el querer seguir con tu obstinación de hacer saber tu idea, el no poder parar de correr hacía el precipicio de los gritos,el cansancio mental y físico que te acompaña por tu rutina,...Todo ello para acabar en el intento sobrehumano de no sentir para no querer ni odiar ni seguir ni parar. Para llegar a un momento en el que te das cuenta de lo dura que es la vida.
Si un momento tan común, tan diario, tan coloquíal, como puede ser el discutir resulta tan complejo, ¡¡la vida es un rompecabezas sin solución!!.
Asi es, es un rompecabezas sin solución y nuestro problema no es el rompecabezas como tal, es la repentina cabezoneria que nos ha entrado de resolver el maldito rompecabezas de la vida, creyendo que así, seremos más felices. Estamos equivocados no hay que disolver el enigma del rompecabezas, hay que observarlo ver la belleza de cada una de sus partes y saborearlas, sentirlas, VIVIRLAS. Todas las piezas del rompecabezas son bellas por si mismas, suficientes para darnos esa felicidad tan esperada, tan buscada, tan perdida en el recuerdo de nuestra más tierna existencia. Las piezas no necesitan ser unidas para sobrecogernos, sólo necesitan ser observadas y queridas tal como son, así, cada una por separado, brillando y deleitandonos. Será entonces cuando nos demos cuenta de que el rompecabezas ya estaba hecho y que solo necesitabamos saber mirar, saber observar...para poder completar la verdadera felicidad, que no la ideal.

11 comentarios:

  1. Pues si, la vida es dura, por eso hay que saber reirse de todas las cosas buenas y malas que nos pasan, para sobrellevarlo un poco.
    Un saludete

    ResponderEliminar
  2. No hay que tomarse todo demasiado en serio, nada es fácil, pero muchas veces uno la complica mas todavía.

    BESOS

    ResponderEliminar
  3. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a guiablog.net
    es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar
  4. Que gran verdad todo lo que has dicho, y es que el ser humano muchas veces se complica aun más su existencia y es que hay que saber disfrutar de las pequeñas cosas que nos va ofreciendo la vida.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, la cuestión aquí es ¿qué quieres de la vida? No lo digo porque yo sea un gurú, y si lo fuera, sería un charlatán -de esos que leen el tarot y todas esas xodencias. No. Simplemente he pasado por esas crisis existenciales -a las que los mundanos denominan depresiones -y siempre he llegado a una conclusión: ¿Qué quiero de la vida?

    Me gustó tu post... Por varios momentos me ví reflejado -de nueva cuenta -en tus palabras... Y si, si he gritado, he llorado, he mentao la madre y maldecido a esa persona que me hirió tanto... Lo bueno es que ya pasó...

    Cheers...

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con la visión de Brujita. El disfrutar de las pequeñas cosas, que por otra parte se aprecia en tu blog. Tu misma tienes la respuesta. Te dejo aquí la frase de Enzo, que es una de mis entradas.
    "Vivir cada día como si se lo hubiésemos arrebatado a la muerte. Así quisiera vivir siempre. Sentir el gozo de estar vivo como lo sentía Eve. Tomar distancia de las cargas, angustias y temores que encontramos a diario. Decir estoy vivo, soy maravilloso, estoy, soy. Existo. Es algo a lo que hay que aspirar. Cuando sea humano, viviré así."
    El arte de conducir bajo la lluvia
    Garth Stein

    ResponderEliminar
  7. No has pensado en que si las cosas fueran fáciles rápidamente nos aburriríamos?!!!

    ResponderEliminar
  8. El quiz de la vida, o el secreto, por lo general lo sabemos todos. Sabémos que la existencia placentera es aquella que procuramos pasar felices. Claro que lo sabemos, lo que no sabemos es como hacerlo. Por eso, todos y cada uno de nosotros caemos al pozo de vez en cuando. Y después volvemos a subir con la creéncia de que esa vez, si seremos capaces de dar con el secreto. Hasta que volvamos a caer de nuevo.
    La vida es una espiral de momentos, y por lo general, los más largos suelen ser los malos.

    Un beso Mariqui de mis entrañas

    ResponderEliminar
  9. Realmente es un placer estar aqui en este espacio. Un tema muy interesante, y que mas interesante para un poeta como yo que el sufrir de la vida.
    Podré decirles que ya estoy asqueado de sufrir. Por la vida, por las injusticias de la vida, por la sociedad inepta, y por amor.
    Pero hay algo que no lo vemos todos los días. Hace tiempo compuse un poema, sobre el sistema de vida.
    Esto me recuerda a una frase en él:
    "¿Creeran que nacer es normal, mientras que tantos minutos lo pudiesen haber evitado?"
    Para dar un ejemplo, sus padres llegan una hora despues del baile, en el cual ustedes luego del mismo, serian engendrados en un cuarto a oscuras y en placer. Su padre se dirije al baño, con intenciones de cepillarse delicadamente los dientes.
    En esos cinco minutos, su madre se duerme.
    Como su padre es una persona tan gentil, la arropa, y a la mañana siguiente, ustedes ya no formarían parte de esta historia, la vida.
    Enntonces es ahi cuando yo digo, en otra frase seguida de la anterior lo siguiente:
    "¿Entonces podriamos decir que la vida es la suerte de nacer?, yo creo que hemos salido sorteados"
    En conclusion, antes de cuestionar cualquier malentendido a lo que se pueda llamar sufrir de alguna forma, desearia que juntos desenredemos ese mal entendido. Porque perder un amor es sufrir. Pero no es morir.
    La vida sigue, como sea, sufriendo, no sufriendo, en tristeza, felizmente, desalmado, estupido, inteligente, como sea. Solo seguir.
    Para luego sentarse en el umbral del cielo, y recordar como es el cambio de dos mundos diferentes.
    La vida, claramente, es la suerte de nacer.

    Besos amiga, gracias por pasar a mi blog.

    Merve.

    ResponderEliminar
  10. es dura pero es corta y es nuestra.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa! Querría enviarte un email. Me escribes diciéndome cómo te puedo contactar?
    Bessssssssssssos

    ResponderEliminar